Tras la explosión electrónica de principios de los ’90, de las rave y de sus derivados que tanto nos machacaron el cerebro, una de las bandas que sobrevivió a aquello, a esa histeria de loops y mezclas eternas es la que por estos días vuelve a poner un número 1 en las listas británicas.

The Prodigy: Invaders Must Die

The Prodigy ha vuelto a colarse en el primer lugar de los discos más vendidos en Gran Bretaña con su último CD “Invaders Must Die”. Hasta el momento son cinco los trabajos que la banda ha colocado al tope de las listas de éxitos.

Otro logro de este conjunto integrado por Keith Flint, Maxim y Leeroy Thornhill, es que en su primera semana en las tiendas, su último CD vendió casi 100 mil copias.

Dueños de un catálogo más profuso en singles que en discos (18 v/s 5), The Prodigy ha sabido mantenerse vigente dentro de un ambiente artístico, el de la música electrónica, que se caracteriza por la fugacidad de sus músicos y lo volátil de sus melodías.

Con “Invaders Must Die” The Prodigy dejan en claro que no tienen que demostrarle algo a nadie y que, más allá del maquillaje y las bases rítmicas, hay un trabajo serio que ha logrado solidez y credibilidad a través de los años.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *