Foto: .fromthevaultradio.org.

Foto: .fromthevaultradio.org.

Pocos, muy pocos de los que tienen algo que decir en la grandes ligas de la industria musical, han tenido tanta influencia en su desarrollo como Lester William Polsfuss, universalmente conocido como Les Paul.

Les Paul y su guitarra

Con 94 años, había entrado y salido del hospital periódicamente en los últimos meses. Los médicos no pudieron hacer mucho; un cuadro clínico que derivó en neumonía le pasó la cuenta el jueves recién pasado.

Más allá de los tópicos, el legado de Les Paul determinó de forma irrefutable el desarrollo sonoro que la música popular experimentó a partir de la segunda mitad del siglo XX,  gracias a dos elementos: la guitarra de cuerpo sólido y la grabación multipista.

Su búsqueda por mejorar la estructura de las guitarras que se vendían en la época comienza en los años 30, cuando aplica algunos diseños propios que derivaron más tarde en la aparición de lo que se denominó The Log.

Dicho término se aplicó al bloque de madera de pino de 4×4 con que dotó a las guitarras; incluía, además, un puente, dos pastillas o cápsulas y un mástil Gibson. En el centro del cuerpo del instrumento situó el “Log”.

Esta fue la manera en que Les Paul resolvió dos problemas que se presentaban hasta entonces en la interpretación: el acople y el sustain.

Después de eso, en los años 50, la compañía Gibson incorporó esas ideas a sus modelos de guitarra. Lo que salió fue el mundialmente conocido modelo Gibson Les Paul. Un clásico utilizado por los más grandes intérpretes.

A partir de ese instante, todo lo que rodeó a Lester William Polsfuss sirvió para hacer más grande una leyenda que, como pocas, marcó un antes y un después en el camino que siguió la música.

1 Comment

  1. Pingback: Metallica y Lou Reed graban álbum juntos - Guía de ocio Madrid, cine, arte, eventos y television – Por el ocio

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *