Y se ha hecho: Metallica es oficialmente parte de la realeza histórica del rock. Como dijimos, este fin de semana se ha llevado a cabo la ceremonia en que la banda ha ingresado al Salón de la Fama del Rock and Roll, Jason Newsted incluido.

En estas ceremonias se acostumbra que otro músico renombrado efectúe un discurso a modo de introducción y testimonio de respeto o fanatismo, dependiendo de cómo se mire. Para esta ocasión ha sido Flea, bajista de Red Hot Chili Peppers, el elegido para la tarea.

Master of Puppets y Enter Sandman

James Hetfield, Lars Ülrich, Kirk Hammet y Robert Trujillo (actual formación de la banda) junto con el ex bajista Jason Newsted, subieron a recibir sus premios frente a unos 5 mil fanáticos que repletaron la sala, ya que por primera vez se pusieron entradas a disposición del público.

El recuerdo de Cliff Burton llenó el aire de emotividad cuando su padre recibió el premio en memoria y reconocimiento de su malogrado hijo.

Para finalizar, y para deleite de los fanáticos que atestaban la sala, Metallica en pleno, los de ahora y los de antes, todos juntos, tocaron Master of Puppets, clásico imprescindible del disco homónimo considerado como uno de los mejores (si no el mejor) dentro de su carrera.

Tras interpretar Enter Sandman, Metallica cerró unan presentación digna, demasiado ecualizada, tal vez, carente de las tripas que algunas vez fueron su sello, pero igualmente memorable por todo lo que significa ver a unas antiguas glorias rendir homenaje a un pasado que se extraña.

4 Comments

  1. Pingback: meneame.net

  2. Pingback: pligg.com

  3. Pingback: Metallica en Madrid el 13 y 14 de julio | POR EL OCIO

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *