El gran negocio del rock and roll es un tinglado donde todo es circular; desde los primeros Grammy hasta los tributos a la trayectoria poseen una sospechosa tendencia a la endogamia. Los mismos rostros, las mismas bandas rotándose para recibir y entregar estatuillas. Esa es la industria.

Cuando las bandas que a lo largo de los años han perdido la dignidad artística, paradójicamente en los momentos en que se les premiaba como “Mejor Banda de Rock”, por ejemplo, y se encuentran en el ocaso creativo, la industria posa sus omnipotentes ojos sobre ellos y les da la oportunidad de un último tirón.

Metallica al Salón de la Fama del Rock and Roll

Hay excepciones, claro. AC/DC es de las pocas que puede pasearse por el mundo con la frente en alto. Metallica, sin embargo, es de esas que optó tanto tiempo por una visión “perfumada” del rock que en el camino perdió el carácter a cambio de un montón de dinero. Al fin y al cabo la vida de estrellita de MTV se paga con billetes verdes.

Y ahora que sabemos que este fin de semana serán incluidos dentro del Salón de la Fama del Rock and Roll podremos ser testigos de su última misa. Estará el discurso, los vídeos honrando la historia y tal vez lo más interesante: la reunión con el integrante exiliado: Jason Newsted.

El ex bajista de Metallica ha sido invitado expresamente por Lars Ulrich, el baterista y cerebro tras la producción de sus discos post Cliff Burton. Jason Newsted había aceptado participar en la ceremonia pero al parecer fue toda una sorpresa que lo llamaran para tocar. Recordemos que su salida se gestó luego de fuertes disputas en torno al camino creativo de la banda.

No se puede negar que se trata de un inestimable regalo para los fans y de un gesto que habla mucho de los avances por parte de Lars Ulrich en el control de su ego. Newsted fue parte de Metallica desde 1986 cuando ocupó el lugar del bajo tras la muerte de Cliff Burton. Su primer disco como integrante fue Garage Days. Después vino And Justice for All y después la gloria comercial.

Ahora, cuando los cantos de sirena de la banda los tienen de gira a través del mundo promocionando un mal disco, no les viene mal una última palmada en el lomo. El último aplauso oficial de una industria compuesta por los mismos rostros, por las mismas caras de siempre, a la que dieron tanto.

2 Comments

  1. Pingback: meneame.net

  2. Pingback: pligg.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *