Cuando los músicos reputados se cansan del encasillamiento, de explorar la misma pose, las mismas temáticas, en fin, los mismos tipos de canciones, se rebelan. Dejan de ser importantes el estilo y la imagen labrada a fuerza de shows devastadores a lo largo de una larga carrera.

Lo único que importa es la sensación de que se puede hacer algo más sin que importe decepcionar al fanático intransigente o al crítico musical de turno que no perdona desviación musical alguna. Esto, tal vez, fue lo que ocurrió un día en la endemoniada cabeza de Iggy Pop.

El nuevo disco de Iggy Pop

El anuncio por parte de quien fuera líder de los Stooges de que sacará al mercado un disco con inspiración Jazz ha dejado a todos anonadados. En especial a los que continúan como impertérritos devotos del punk, algo que le ha importado casi nada al mítico cantante.

Iggy Pop ya ha dado a conocer el título de su disco: Préliminaires. Se trata de un CD en el que se deja influir por el libro de Michel Houellebecq, La posibilidad de una isla.

Además de esta referencia literaria, el nuevo trabajo de Iggy Pop ha sido inspirado por la sonoridad del antiguo jazz, el de Louis Armstrong y del pianista Jelly Roll Morton, a quien le gustaba autodenominarse como el “creador del jazz”.

El disco saldrá a la venta entre abril y mayo de 2009.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *