Consuegra, desconocido resabio romano en Castilla-La Mancha

Consuegra, desconocido resabio romano en Castilla-La Mancha

La geografía española guarda en su interior una riqueza rural pocas veces vista, nacida de siglos de transculturación moro-cristiana y protegida por el recuerdo de un pasado glorioso.

Del avance de esta historia aparecen una serie de tópicos que, en términos turísticos, han monopolizado las opciones que ofrece el país: Granada, Segovia, San Sebastián y Barcelona son buenos ejemplos de lo expuesto.

Consuegra

Es por eso que al sacarnos el lastre de los lugares comunes descubrimos sitios como Consuegra, en la provincia de Toledo, resabio poco conocido de la estirpe romana que antes habitó esa parte de la península y de la posterior ocupación mora.

Muestras del crisol antes citado son el Convento de los Franciscanos, la Iglesia Parroquial de Nuestra Señora y la Ermita de la Vera Cruz, todas pertenecientes al siglo XVIII.

El ayuntamiento, hermosa muestra de la arquitectura realizada en Consuegra a fines del renacimiento y que ha sido utilizado para distintos fines durante su existencia, es una referencia para explicar el evolución sociocultural de la región.

Más allá de los molinos de viento (por lo demás, otro tópico en la región), el valor de esta localidad radica en la perspectiva que ofrece del desarrollo de la provincia de Toledo.

Su riqueza arquitectónica no destaca sólo por su evidente valor estético, también lo hace por su capacidad de ofrecer al turista una visión de la evolución histórica de Consuegra desde el fin de las guerras púnicas, y de la capacidad del tiempo para guardar el espíritu de los lugares que con los años terminan cediendo lugar frente a los colosos del turismo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *